Uso correcto de una retícula táctica Mil-Dot

La retícula táctica Mil-Dot apareció en los años 70 como una retícula profesional para francotiradores que permitía una estimación de la distancia en función de la información que el tirador tiene en su visor. Esta retícula es absolutamente vigente hoy en día y usada por la mayor parte de los tiradores de élite del mundo dentro del terreno militar y policial, aunque su popularidad es tan grande que ya es frecuente su uso en los círculos civiles para el tiro a larga distancia.

Desde hace unos años la retícula Mil-Dot es también una de las favoritas por tiradores de aire comprimido en modalidades de larga y ultra larga distancia, ya que para blancos pequeños ofrece un número aceptable de referencias para el tirador y una forma cómoda de estimar las distancias.

¿Cómo funciona?

BROWE_4x32_Combat_Optic-JSe basa en una retícula especial en la que aparecen una serie de puntos que están separados por un miliradian. El miliradian es una magnitud de medida angular muy usada también en cálculos balísticos. El nombre de la retícula viene dado por la abreviatura de miliradian (mil) y la palabra “dot” que significa punto en idioma inglés. El numero de puntos de referencia suele ser de 5 por encima del centro y 5 por debajo lo que proporciona un rango de medición de 10 miliradianes.

Existen dos tipos de retículas, una que utiliza los puntos totalmente esféricos (utilizado por la US ARMY) y otra en la que los puntos son ovalados (sistema USMC):

PRODUCTOS EN VENTA

Por : ARMAS NEUMÁTICAS
Por : ARMAS NEUMÁTICAS
Por : ARMAS NEUMÁTICAS
mildot2 mildot3
mildot4 mildot5

En cualquiera de estos dos casos la distancia de 1 miliradian es la que hay entre los centros de los puntos, pero cambian las lecturas fraccionarias entre los puntos como podueden comprobar. La más común de todos modos es el modelo US ARMY de puntos redondos y que en el terreno practico es de más fácil lectura, sobre todo para los que usamos más el sistema métrico.

Teniendo como base que un miliradian equivale a 3.6 pulgadas a 100 yardas el uso de esta retícula permite utilizar una formula para determinar la distancia del blanco sabiendo el numero de puntos “dots” que cubre el blanco. La formula es:

La prestación para medir distancias viene indicada en los visores de aumento variable a un aumento prederminado de fabrica, por lo general a 10 aumentos aunque otras marcas usan otros aumentos de ajuste telemétrico, esto es debido
a que hay dos tipos de funcionamiento para las retículas, ya sea en primer o en segundo plano focal. En los visores con retícula en primer plano esta aumenta a medida que aumentamos la potencia del zoom, con lo cual no hay problema porque la relación de los miliradianes con respecto al objeto permanece constante, pero otros visores (la mayoría) tienen la retícula en segundo plano focal con lo cual al aumentar la potencia del zoom la imagen se agranda pero no la retícula, con lo cual la referencia para calcular la distancia no es correcta. En ese caso hay que ajustar el visor en el aumento indicado por el fabricante en el cual la relación de los miliradianes es la correcta para la estimación telemétrica.

Así pues para calcular la distancia a la que tenemos el blanco es simplemente necesario conocer el tamaño que tiene, por ejemplo una  de refrescos “estandard” de 33cl tiene una altura de 12 cm y vemos que nos ocupa tres miliradianes (tres puntos) medidos desde sus centros, la formula seria primeramente pasar la medida de la lata a yardas (0.13 yardas), multiplicar por 1.000 (lo que nos da 130) y dividirlo por el numero de miliradianes (3) lo que nos daría un resultado de 43 yardas (39 metros).

En algunas fuentes internacionales he visto como algunos autores dada la similitud entre metros y yardas (1 metro = 1.094 yardas) hacen la conversión directa en metros, de manera que para la formula anterior se puede hacer 0.12 x 1000 / 3 = 40 metros lo cual es también bastante aproximado.

De todos modos y para facilitar las cosas he realizado un tabla con un programa informático en el que hay una relación entre miliradianes o puntos de la retícula y el tamaño en centímetros del blanco para dar una idea de las distancias en algunas condiciones de tiro habituales:

tabmil1

Como podueden comprobar con esta tabla es muy fácil saber la distancia a la que tenemos el blanco, en la parte superior en color amarillo están los centímetros de altura del blanco y en la parte izquierda los puntos que vemos en el visor, buscando la coincidencia de los dos valores veremos el resultado en metros de distancia, como veis en el caso de la lata de refrescos de 12 cm si la hacemos coincidir con los 3 puntos de la retícula la distancia calculada en la tabla es de 40 metros de distancia.

Lo bueno de esta retícula es que ademas de su uso telemétrico tiene una aplicación practica interesante, y es que se pueden utilizar los puntos de la retícula como referencias para apuntar a distintas distancias, para ello primeramente hay que hacer pruebas de impactos para determinar donde hay que apuntar para cada distancia, pero es una utilidad muy valiosa. Supongamos por ejemplo que centramos el visor a 25 metros y luego apuntamos al centro de una diana a 40 metros de distancia, a través del visor vemos que el balin ha caído por debajo del centro de la retícula hasta el punto nº2 inferior, entonces para disparar a 40 metros de distancia ya sabemos que podemos utilizar ese punto de la retícula como centro para apuntar. Esta tabla orientativa no es un método muy científico pero sirve perfectamente, lo técnicamente correcto seria conocida la distancia realizar los ajustes de “clicks” adecuados en el visor actuando sobre las torretas de ajuste, pero personalmente me gusta mucho más y lo considero más práctico el buscar otro punto de referencia en la retícula. En este sistema por cierto se basan las mejores retículas del mundo como la conocida Horus.

Siguiendo pues con nuestro caso practico sera conveniente hacer unas sencillas pruebas para ver donde caen los impactos dependiendo del ajuste que tengamos en nuestro visor, y una vez conocido les aseguro que no se les escapara ninguna lata de refresco por lejos que esté.

Fuente: Miguel Durán Perelló

Dejanos tu comentario