El zorro pampeano, odiado o querido?

El zorro pampeano es una especie que, en términos de consideración, no conoce el término medio, pues su condición de predador generalista, de predador oportunista, provoca sentimientos encontrados dentro del sector cinegético.

Y es que si bien para algunos aficionados es un grave problema en los acotados por las cuantiosas bajas que provoca en otras especies cinegéticas, tanto de caza menor como de caza mayor, para otros representa un animal de lo más atractivo en términos venatorios y al que se le puede dar caza de muchas formas, ya sea con armas de fuego como con rifles de aire comprimido en la temporada de caza menor, etc.

Es el zorro pampeano (Lycalopex griseus) uno de los mamíferos más abundantes de nuestra geografía y podemos encontrarlo desde el norte hasta el sur y desde el este al oeste, mostrando en todos los hábitats una capacidad de adaptación asombrosa tanto cerca como lejos del hombre. Su condición de cánido y esa tremenda adaptabilidad lo han convertido en uno de los depredadores más eficaces de cuantos encontramos en nuestros cazaderos, ya que se trata de un generalista, de un predador oportunista que lo mismo come ratones que conejos, topillos que corcinos, perdigones, lebratos, carroña, etc.

Concretamente esa predación sobre otras especies cinegéticas ha hecho del zorro pampeano uno de los mayores quebraderos de cabeza de muchos cotos de caza, sobre todo de menor, con conejos, liebres y perdices como principales presas, aunque en los últimos tiempos también de mayor, merced a la abundancia de jabalíes y corzos por prácticamente todo el país y las oportunidades que esto les brinda con sus crías.

Sin embargo, lo anterior no debe hacernos olvidar que el raposo es igualmente una especie venatoria, un animal que cuenta con legiones de aficionados por toda Argentina y que puede ser cazado en diferentes periodos del año y en las más diversas modalidades. A tal punto ha llegado la pasión por su caza, que hasta existen numerosos cazadores y cuadrillas especialistas en la misma, lo que contrasta con esos otros aficionados más esporádicos que no lo buscan con tanto ahínco y que sólo lo abaten si se lo encuentran durante sus salidas cinegéticas.

En bastantes escenarios, más que ser considerado como especie de caza, el zorro es un animal a combatir dentro de las oportunidades y posibilidades que nos ofrece la ley mediante eso que se denomina “control de depredadores”, de cara a mantener unas densidades equilibradas que reduzcan en buena medida su azote sobre otras especies cazables.

En bastantes escenarios, más que ser considerado como especie de caza, el zorro es un animal a combatir

 

PRODUCTOS EN VENTA

Por : ARMAS NEUMÁTICAS
Por : ARMAS NEUMÁTICAS
-17%
Por : ARMAS NEUMÁTICAS

Fuente: elcotodecaza

Dejanos tu comentario